Alivio: ING renuncia a su plan de vender datos de clientes.

El grupo ING ha renunciado a su plan para vender datos relativos a los patrones de consumo de sus clientes a empresas interesadas tras el revuelo montado en Holanda.

Sin embargo, no se trata de adiós, si no de un hasta luego. Han paralizado los planes para analizar, según ellos, en discusión con los clientes y los organismos de protección del consumidor para saber hasta dónde pueden llegar (así lo ha afirmado la entidad en una carta enviada a los clientes). Es más que probable que únicamente busquen definir el límite que quieren alcanzar sin incurrir en ninguna ilegalidad y en no provocar la ira de sus clientes, pero buscando la forma de “monetizar” el plan.

Sin hacer elucubraciones ni cábalas futuras, se puede afirmar que en el presente es una buena noticia para sus clientes.

Tags:

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, como casi todas, y la ley nos obliga a avisarte. Si continúas navegando estarás dando tu consentimiento a la política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR