Hacienda incrementa el control sobre las compras de empresas y autónomos.

A partir de ahora las entidades bancarias deberán de informar de forma automática y con carácter anual de las compras realizadas por empresas y autónomos que superen los 3.000 euro en su cómputo anual.

El tratamiento informático de esos datos pretende hacer más riguroso  el control de dichos gastos a la hora de las deducciones y disminuir los fraudes.

Los datos suministrados a Hacienda se extiende a las compras realizadas por tarjetas, tanto de débito como de crédito, cheques, domiciliaciones y otros instrumentos de giro, especificando también el emisor de las mismas. Hasta ahora estos datos únicamente eran suministrados a petición de Hacienda.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, como casi todas, y la ley nos obliga a avisarte. Si continúas navegando estarás dando tu consentimiento a la política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR