Situación de CCM: Ernst & Young presenta salvedades en las cuentas.

Caja Castilla-La Mancha (CCM) cerró el primer semestre del 2009 con una tasa de morosidad “galáctica”, 14,15% frente al 9,32% del mismo período del año anterior, aunque fuentes del banco han indicado que el mes siguiente ya comenzó a disminuir dicha mora.

La entidad manchega presentó unas perdidas de 138 millones de euros durante dicho período, de las cuales, 74,6 millones pertenecen al holding CCM Corporación, el cual obtuvo 85,6 millones de beneficios en el mismo período del año anterior.

Con este antecedente hay que explicar que el holding ha sido el vertedero o contenedor de los que muchos consideran grandes equivocaciones de inversión o inversiones políticas y no financieras. Entre otros ejemplos nos encontramos el Aeropuerto de Ciudad Real, la Autovía de los Viñedos, el Reino de Don Quijote, un casino inacabado y muchas más aventuras inmobiliarias.

Un nuevo personaje de vital importancia en esta historia que parece sacada de comic es Ernst & Young, empresa auditora de las cuentas de la caja y que ha presentado salvedades en las mismas, presentadas y firmadas por el director de la caja, Gorka Barrondo, nombrado por el Banco de España.

La empresa auditora expresa dudas en la recuperación de la inversión realizada en el aeropuerto anteriormente mencionado y cree además que la cifra de pérdidas no refleja la situación real de la empresa. Estima que al menos debería de aparecer 8,6 millones de euros más en las pérdidas antes de impuestos.

También advierte que no ha conseguido información suficiente sobre determinados créditos y préstamos concedidos desde la caja. Viva la transparencia.

Mientras el Banco de España intenta casar a su hija, pretendientes oficiales: BBK, Cajasol e Ibercaja (este último parece el menos probable).

La conclusión que podemos sacar de la anterior administración negligente de la caja es que nos ha costado a los españoles un tercio del Fondo de Garantía de Depósitos además de muchos más recursos (gestores, administradores, etc), que han tenido que echar a 213 personas en el primer semestre del 2009 para intentar reducir gastos y sacar la caja del atolladero (quedan 2.874 empleados). Pero sigue sin rodar ninguna cabeza.

+ Información:

Un comentario

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, como casi todas, y la ley nos obliga a avisarte. Si continúas navegando estarás dando tu consentimiento a la política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR