El caso de María Belén Boo, su dinero retenido hasta el año 9.999 gracias a las preferentes.

La viguesa María Belén Boo Mosquera es una más de las afectadas por las preferentes pero quizás uno de los casos más sangrantes que se han conocido.

Hace un año se dispuso a retirar infructuosamente su inversión de 26.000 euros a la oficina de Caixanova en la calle Gran Vía de Vigo, que en teoría acababa de finalizar un plazo fijo de 3 años.  La desagradable sorpresa que se encontró es que su dinero estaba invertido en un producto llamado Preferentes casi a perpetuidad, con vencimiento el 31 de Diciembre del año 9.999. Nada menos que dentro de algo más de 7.900 años. Por “suerte” el sistema no admitía más de 4 cifras en la casilla del año.

María Belén recuerda como el director la convenció para invertir en este producto, que en principio era a 10 años vista pero que pasó a ser a 3. ¿El montante? La indemnización por un accidente que la ha dejado con una pensión de invalidez de 600 euros al mes.

María Belén Boo en una protesta

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, como casi todas, y la ley nos obliga a avisarte. Si continúas navegando estarás dando tu consentimiento a la política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR