Libro: La cara oculta del petróleo.

Me he terminado de leer La cara oculta del petróleo y me ha gustado bastante. Por tanto lo recomiendo a los lectores del blog.

El libro lo escribe Éric Laurent, un especialista en política internacional francés que cubrió como periodista diversas guerras en oriente medio además de ser escritor en el popular Le Figaro.

A lo largo de sus 17 capítulos y sus casi 400 páginas va desentrañando la historia reciente desde la perspectiva de nuestra dependencia del petróleo.

Es interesante conocer el afán por el control de las explotaciones y la asfixia petrolera a la que eran, o pretendían ser sometidos diversos régimes, usando tácticas tan diversas como una sobre-producción para rebajar los precios y así las ganancias de países como Rusia.

Se explica qué es eso del Peak Oil, o el momento en el que se ha alcanzado la producción máxima, los intentos por falsificar y ocultar el volumen real de las reservas petroleras así como realiza estimaciones sobre la realidad de las mismas.

En el libro también explica el papel de las petroleras, como los gobiernos ceden sus servicios secretos a sus fines o en qué medida se encuentran implicados los políticos en todo tipo de inversiones petroleras. Hace un recorrido por la actual administración Bush, con personajes como Cheney o Rizze.

Sin embargo, lo más curioso es el capítulo en el que habla de Marc Rich. Un mero especulador o intermediario, que se ha saltado cualquier tipo de embargo, que vuela con aviones sin matrícula, que tiene permiso para sobrevolar países que el resto no tiene. Belga afincado en Suiza y rodeado de una maraña de sociedades dedicadas, entre otras cosas, al blanqueo de todo tipo de capitales que provienen de dictadores, y de sus sucesores, incluso en golpes de estado, y todo tipo de sobornos.

Marc Rich, según cuenta el libro, fue apresado por la administración de Bill Clinton, acusado de un supuesto delito de evasión fiscal, por haberse visto salpicado por el escándalo del programa Petróleo por Alimentos, etc, hasta un total de 50 cargos pasando a estar entre las 10 personas más buscadas por el Ministerio de Justicia Americano.

El 3 de Enero del 2001, la víspera de dejar la Casa Blanca después de 8 años de mandato, Bill Clinton concede el perdón presidencial a Marc Rich. El escritor comenta que lo solicitaron personales de la talla del primer ministro israelí Ehud Barak, Ehud Olmert, el Rey Juan Carlos de España y el propio Plácido Domingo, que dedicó una canción a la causa denominada Mi amigo, que ya ha sido bastante castigado.

Más información: La cara oculta del petróleo.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, como casi todas, y la ley nos obliga a avisarte. Si continúas navegando estarás dando tu consentimiento a la política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR